Tratamiento biológico de plagas

Tratamiento biológico de plagas

RETO

\r\nEl mantenimiento de zonas verdes y la lucha contra las plagas son ahora sometidos a la obligación de hacer uso de tratamientos biológicos, siguiendo las últimas directrices europeas y la transposición a las normativas estatales y autonómicas, especialmente con respecto al Real Decreto 1311/2012 , de uso sostenible de los productos fitosanitarios.\r\n\r\nEl control de plagas mediante productos químicos (pesticidas) queda arrinconado por sus efectos nocivos, tanto para la fauna como para las personas. Los nuevos métodos biológicos atacan sólo la fuente del problema, sin afectar o eliminar la diversidad de especies presentes en el biotopo.\r\n\r\nA raíz de esta problemática, se han ido introduciendo nuevas leyes que regulan el uso de productos fitosanitarios, respetan el medio ambiente y la salud humana, y plantean técnicas alternativas con métodos no químicos. Es el caso del RD 1702/2011, RD 1311/2012, Directiva 2009/128 / CE y Reglamentos 396/2005 y 1107/2009.\r\n\r\nNo son, por tanto, recomendaciones, sino obligaciones para adaptarse a las exigencias de las normativas emanadas de las Administraciones Públicas.\r\n\r\n\r\n

SOLUCIÓN

\r\nSe conoce como “Gestión Integrada de Plagas” (GIP) la estrategia que utiliza métodos no intrusivos en el ciclo biológico.\r\n\r\nUna de las formas más frecuentes de llevar a cabo esta gestión es mediante la introducción de predadores naturales de los insectos u hongos que constituyen la plaga. En palabras llanas, son insectos, bacterias u hongos que hacen una acción selectiva sobre la plaga, respetando el entorno.\r\n\r\nOtras soluciones hacen uso de extractos vegetales, como es el aceite de nim, utilizado como solución natural para controlar un amplio abanico de plagas en la agricultura.\r\n\r\nNo es tóxico, en cambio, los pájaros, mamíferos o animales beneficiosos como son las abejas, las lombrices de tierra o las mariquitas.\r\n\r\nOtra solución que cumple los requerimientos de la “gestión integrada de plagas” es el lavado de las hojas con jabones potásicos, insecticidas naturales que actúan como fitorreguladores, afectando fisiológicamente las plagas.\r\n\r\nTalher, empresa dedicada a la jardinería y trabajos forestales desde hace más de 35 años, ha podido comprobar en Montcada i Reixac que los principios del control biológico de plagas se cumplen.\r\n\r\nDurante los últimos 3 años, Talher ha aplicado técnicas biológicas en varios barrios de la ciudad. El primer año en Mas Rampinyo, para combatir la plaga de Psylla sp., Un pequeño insecto que provoca que los árboles Albizia julibrissin secreten una melaza pegajosa que mancha las aceras y los vehículos aparcados cerca, provocando molestias a los ciudadanos.\r\n\r\nTalher introdujo un enemigo natural de esta plaga, el Anthocoris nemoralis, un heteróptero que se alimenta de Psylla sp. La forma de hacerlo fue mediante cajitas de cartón que se colgaron de las ramas de los árboles y que contenían los insectos, en un número adecuado a la tipología de plaga.\r\n\r\nSon dos los factores más destacados para que el tratamiento sea efectivo: la fecha de introducción de los predadores en el biotopo, para que coincida con el ciclo de vida de las plagas, y la temperatura ambiente, porque estos enemigos naturales se adapten.\r\n\r\nLos resultados fueron los habituales en otros entornos donde se aplican estos sistemas por primera vez: positivos en cuanto al control de la plaga pero no hasta el punto de acabar con la melaza, que requirió un segundo año de tratamiento para ser efectivo. Este primer año se aplicó, por tanto, un tratamiento complementario con jabón potásico y baldejos de la acera con agua.\r\n\r\nEl segundo año de tratamiento en Montcada incluyó nuevamente los Anthocoris nemoralis a las Albizia de Mas Rampinyo y se amplió a los Cercis siliquastrum del barrio de Santa María. Los resultados fueron muy positivos, con caídas pronunciadas de la población que conformaba la plaga y sin hacer necesarias otras actuaciones complementarias.\r\n\r\nEn la primavera de 2016 se han introducido nuevamente Anthocoris nemoralis los Cercis siliquastrum los barrios de Can Cuyàs y Santa María.\r\n\r\n\r\n

RESULTADOS

\r\nAparte de Moncada, Talher ha realizado actuaciones en otros municipios, como es Sabadell. Además de los Anthocoris nemoralis, se han utilizado mariquitas, muy efectivas a las plagas de pulgones, como demostró la erradicación total a las Robinia pseudoacacia del barrio de Mas Rampinyo, en Moncada.\r\nOtra especie susceptible de control biológico es la procesionaria del pino, mediante la introducción del Bacillus thuringiensis o el uso de feromonas en los árboles.\r\nComo conclusiones:\r\n

    \r\n

  • Los tratamientos son una inversión a corto-medio plazo. La acción de los enemigos naturales de la plaga gana efectividad año tras año.
  • \r\n

  • Su aplicación elimina completamente o de forma sustancial el uso de insecticidas. En el caso de Moncada, antes de los tratamientos biológicos se utilizaron hasta 15 aplicaciones anuales con productos fitosanitarios. Actualmente la única acción es la biológica.
  • \r\n

  • La relación entre coste y beneficio es muy favorable, vista con la perspectiva del medio plazo.
  • \r\n

  • Elimina los problemas de intoxicación o sensibilización a los agentes químicos tradicionales.
  • \r\n

  • La resistencia de las plagas al control biológico es muy rara.
  • \r\n

  • La estrategia es más compleja que con los insecticidas, dado que hay que conocer los ciclos de vida de las especies y elegir correctamente los predadores para cada plaga.
  • \r\n

  • Talher cumple con el Real Decreto 1311/2012 desde el primer año de aplicación, tanto en la parte de ejecución de acciones como del control documental exigido, y cuenta con un asesor en gestión integrada de plagas, que es figura obligatoria y con formación específica a las empresas dedicadas al mantenimiento de zonas verdes.
  • \r\n